Desde que se empezaron a usar teléfonos móviles han ido actualizándose a medida que cambiaban las necesidades de las personas y ahora ha llegado el momento de las pantallas plegables.

Desde un principio se buscaba que los teléfonos móviles fuesen pequeños y compactos para poder llevarlos siempre encima y que no molestasen mucho a la hora de transportarlos.

A  medida que el mundo tecnológico ha ido avanzando los móviles y las capacidades de estos también lo han hecho, pasando de móviles que no tenían ni si quiera cámaras a usar móviles donde puedes verse series e incluso la tele y que tienen mejores cámaras que una cámara fotográfica convencional.

Móviles de todas las décadas

Debido a esto las cualidades y necesidades de los móviles han cambiado, ahora se busca que el dispositivo tenga una pantalla grande y sea poco pesado para poder ver todos los videos y series con la mejor calidad posible.

Esto ha seguido avanzando y con ello se ha intentado fusionar las dos cosas, que tenga una pantalla grande pero a la vez que sea compacto para poder llevarlo en el bolsillo o en la mano sin que sea molesto.

Con ello han aparecido las pantallas plegables, parece cosa futurista pero es real. Una de las primeras marcas en sacarlo al mercado ha sido Samsung pero Huawei les sigue muy de cerca, como podemos ver en el siguiente vídeo el teléfono móvil es capaz de plegarse por la mitad permitiendo que sea fácil su transporte y uso, además de esto facilita la función de doble pantalla.

En el siguiente vídeo podemos ver su uso y escuchar mas acerca de estos móviles con uno de los youtubers más famosos e influyentes del momento, Luisito Comunica.

El material del que está construido el móvil es vidrio ultra ligero. Pero no todo podía ser perfecto, al ser de los primeros modelos en aparecer suele tener consecuencias negativas.

Muchos usuarios se quejan de que este tipo de pantallas no son del todo eficientes ya que de tanto plegarse sufren roturas y no funcionan como deberían. Lo peor de todo esto es que pierden la función táctil haciendo que se dé un paso atrás en cuanto a la funcionalidad de los móviles.

En la actualidad este tipo de móviles puede costar entorno a los 1500 euros, un precio fuera del alcance de la población normal.

Por el momento no creo que sea buena idea hacerse con uno de estos móviles hasta que se avance más en este tipo de tecnología pero si puedes permitírtelo puede convertirse en un gran aliado de tu día a día.

¡PAZ! =^)